Empezaremos explicando dónde interviene cada profesional y cuáles son sus funciones, que como venimos diciendo no son las mismas: El logopeda proporciona servicios en colegios privados, hospitales, gabinetes y centros privados, mientras que el AL realiza su servicio en colegios públicos y privados.

El logopeda proporciona su servicio a toda la población, tanto infantil como adulta, en cambio el AL presta atención a la población infantil únicamente en edad escolar.

El diagnóstico que realiza el logopeda se centra en la prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas de voz, audición, lenguaje, habla, comunicación y deglución, mientras que el AL participa en la prevención, detección, evaluación y seguimiento de los problemas del lenguaje y comunicación.

Podemos decir pues que la diferencia más significativa es que los maestros de audición y lenguaje solo trabajan en el ámbito de la educación y el profesional que diagnostica es el orientador del centro que suele ser un psicólogo o psicopedagogo,  frente al logopeda que puede trabajar también en un ámbito más clínico y él es el propio profesional que diagnostica aunque pueda trabajar en complementación con otros profesionales.

Como se puede entender, en ambos ámbitos se trabaja el lenguaje, pero desde diferentes puntos de vista, ellogopeda realiza un abordaje clínico,  llevando a cabo una intervención o tratamiento, sin embargo el AL realiza un abordaje más curricular, realizando un apoyo o intervención educativa.

Se debe explicar y clarificar que la logopedia es clínica, al igual que un profesor de educación física pese a tener puntos en común no se compara con un fisioterapeuta, el AL no debe confundirse con un logopeda.

La creencia de los padres de que hay logopedas en los colegios no beneficia a nadie. Esto implica tener que estar continuamente dando explicaciones y se les da a las familias unas expectativas que no son ciertas y se le exige al entorno escolar temas a tratar que no le corresponden.

En resumidas cuentas, no pueden confundirse ambos términos y los propios colegios deben informar a lospadres de que su hijo/a recibirá apoyo de “Audición y lenguaje” no de “logopedia”, y así sepan lo que reciben sus hijos en el entorno escolar.

Últimamente se ha podido ver una rivalidad entre ambas profesiones y no se trata de eso, debemos tener en cuenta para la Sociedad lo que trabaja tanto el logopeda como el maestro de AL y poder trabajar en coordinación para poder beneficiar a los niños y niñas que se encuentren en esta situación.


Logopedia y Audición y lenguaje son dos disciplinas íntimamente relacionadas y complementarias, pero que son distintas. Una vez que establezcamos esta delimitación y que tengamos claro cuál es el ámbito de trabajo de cada uno se podrá trabajar en auténtica colaboración.

  Loreto Delgado Boa

Logopeda y Pedagoga

CIVET SCP